Responsabilidad Social

community-involvement-header

Lea nuestros informes de sostenibilidad

Procesos de Reasentamiento de Plan Bonito, El Hatillo y Boquerón

Las empresas Drummond Ltd., PRODECO CNR I y CNR III, por disposición de las Resoluciones 970 y 1525 de 2010 expedidas por el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, tienen la obligación de resultado de reasentar las poblaciones de Plan Bonito y El Hatillo, en jurisdicción de El Municipio de El Paso, y la población de Boquerón, en jurisdicción de La Jagua de Ibirico, cumpliendo las disposiciones que en materia de reasentamiento ha fijado el Banco Mundial, la Corporación Financiera Internacional y las mejores prácticas internacionales.

Es importante mencionar, que este proceso de reasentamiento en el cual participa Drummond Ltd. actualmente, se da en virtud de una obligación impuesta por la autoridad ambiental más no a un proceso del cual nosotros como compañía debamos ser responsables, ya que ninguna de las poblaciones a reasentar: Plan Bonito y El Hatillo (municipio de El Paso), y Boquerón (municipio de La Jagua de Ibirico), se encuentran dentro de nuestros contratos de concesión minera ni dentro de nuestra zona de influencia directa.

Ubicación de los caseríos objeto de reasentamiento

Mapa-reasentamiento

 

Fuente: Departamento Ambiental de Drummond

 

Aspectos generales de un proceso de reasentamiento

  • El proceso de reasentamiento debe desarrollarse de conformidad con normas y mejores prácticas internacionales, que propenden por el mantenimiento o mejoramiento de las condiciones de vida de las poblaciones que serán objeto del mismo.
  • Es un proceso de concertación que se construye de mutuo acuerdo con las comunidades, con la aquiescencia y participación activa de estas.
  • Los acuerdos que se logren en dicho proceso, se estructuran y consignan en un documento que se llama el Plan de Acción de Reasentamiento (PAR), que define el procedimiento y la forma para ejecutar el reasentamiento.

Aspectos relevantes del Proceso de Reasentamiento de Plan Bonito El Hatillo y Boquerón

  • Para la estructuración e implementación del proceso de reasentamiento y del documento PAR, la autoridad ambiental exigió que las empresas mineras contratáramos como operador del reasentamiento a una compañía con amplia experiencia internacional en procesos de reasentamiento ejecutados bajo los lineamientos y parámetros del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Para cumplir con lo anterior, las compañías mineras escogimos a la empresa canadiense rePlan, quien dirige y lidera el proceso como operador.
  • Esta compañía es la responsable de diseñar la estrategia y metodología encaminada a la estructuración de los acuerdos entre las empresas y las comunidades objeto de reasentamiento, conformando para ello un comité de concertación en cada población, en el cual participan representantes de la comunidad, miembros de las compañías involucradas y de rePlan.
  • Dichos comités se reúnen mensualmente para formalizar acuerdos y generar acciones; también se reúnen semanalmente, bajo el esquema de “mesas de trabajo”, con un plan de acción encaminado a la consolidación del PAR de cada población.
  • Dimensiones del Reasentamiento: Según los censos realizados en este proceso, las familias involucradas en el reasentamiento, incluyendo residentes y no residentes, son: 172 familias en Plan Bonito y 277 familias en El Hatillo. En Boquerón no se ha efectuado el censo, pero se estima que pueden ser alrededor de 400 familias.
  • Plan de transición: Paralelamente a la estructuración del PAR como objetivo central del proceso de reasentamiento, el gobierno ordenó a las empresas mineras la implementación de un “Plan de Transición”, encaminado a mejorar las condiciones de vida de los habitantes de los caseríos citados, mientras se implementa y se ejecuta el PAR, y a garantizar la sostenibilidad futura de las familias objeto de reasentamiento. El plan de transición se inició desde mediados de 2012 en las poblaciones Plan Bonito y El Hatillo.

Estatus del Proceso de Reasentamiento

El estatus del proceso difiere de acuerdo con las circunstancias y expectativas propias de cada comunidad. En todo caso, se adelanta cumpliendo los lineamientos, parámetros y mejores prácticas internacionales, buscando que el mismo se convierta en una oportunidad de mejoramiento de las condiciones de vida de las familias beneficiarias del proceso.

En la siguiente tabla presentamos un resumen del proceso y el estado del reasentamiento por población.

Gestión adelantada para el reasentamiento de las poblaciones

Plan Bonito

Por decisión unánime de la comunidad de Plan Bonito, que expresó su intención de no reasentarse en forma colectiva, el proceso de negociación se enfocó en la estructuración de un Plan de Acción de Reasentamiento encaminado a la reubicación y compensación individual de las familias del caserío. Para ello las partes integraron un comité de concertación compuesto por representantes de las empresas mineras, 7 representantes de la comunidad de Plan Bonito, sus asesores legales, la empresa rePlan como operador, con el acompañamiento permanente de la interventoría, de las autoridades ambientales en cabeza del ANLA, y la asistencia de las autoridades locales.

Luego de casi 2 años de negociación las partes suscribieron el 29 de enero de 2014, el documento Plan de Acción de Reasentamiento (PAR) para la reubicación y compensación de las familias involucradas en el proceso. Este Plan de Acción de Reasentamiento se empezó a ejecutar en febrero de 2014 y a la fecha 172 de las 174 familias beneficiarias se han acogido al mismo. Ninguna familia se encuentra viviendo en Plan Bonito. Paralelamente a la ejecución de los acuerdos individuales con cada familia, se implementaron los capítulos del PAR relacionados con los Programas de Restablecimiento de medios de vida en salud, educación, emprendimiento y apoyo al adulto mayor.

El Hatillo

Para la estructuración del Plan de Acción de Reasentamiento se conformó un Comité de Concertación compuesto por representantes de las empresas mineras, 11 representantes de la comunidad, la ONG Pensamiento y Acción Social como asesora de la comunidad, el operador rePlan, con el acompañamiento permanente de la interventoría, de la autoridad ambiental (ANLA) y la participación aleatoria de las autoridades locales y la defensoría regional y local.

Al interior del Comité las partes se encuentran concertando la estructuración de los diferentes capítulos que integrarán el PAR.

Esta comunidad se encuentra compuesta por 277 familias beneficiarias, entre residentes y no residentes. Para las familias residentes se encuentra en implementación el “Plan de Transición”, encaminado a mejorar las condiciones de vida y garantizar la sostenibilidad futura de las familias mientras se realiza el reasentamiento.

Boquerón

En esta comunidad se conformó el Comité de Concertación en el cual participan representantes de las empresas, 11 representantes principales de la comunidad, el operador rePlan, la ONG Tierra Digna como asesora de los representantes de la comunidad, con el acompañamiento permanente de la interventoría, del ANLA y la asistencia y participación de la autoridad local.

En la actualidad se busca concertar con la comunidad la obtención de los insumos técnicos necesarios para la estructuración del PAR: el levantamiento topográfico y la elaboración del censo socioeconómico.
Fuente. Gerencia de Tierras

Inconvenientes presentados en el proceso de Reasentamiento: El principal inconveniente que se ha presentado ha sido el plazo establecido por el Ministerio del Medio Ambiente para ejecutar el reasentamiento: 1 año para Plan Bonito y 2 años para El Hatillo y Boquerón. Estos plazos son técnicamente imposibles de cumplir. La experiencia internacional muestra que en promedio se requiere mínimo de 1 a 2 años para la estructuración del PAR y de 2 a 3 años para su implementación. Esa situación generó malestar en las poblaciones, resistencia y desconfianza por la dificultad de explicarles que esos procesos no se podían ejecutar en ese tiempo y se iban a demorar mucho más.

Otro inconveniente que se ha presentado es la intervención de terceros que tienen una posición crítica sobre el proceso de reasentamiento y la actividad minera. Sin embargo, donde se presentaron inconvenientes identificamos oportunidades.

Medidas tomadas para los inconvenientes presentados: Para atender este inconveniente presentado decidimos explicar y exponer a las comunidades las razones por las cuales no podíamos ejecutar un proceso de reasentamiento en los tiempos presupuestados y ordenados por el Ministerio, debido a que este debe ejecutarse no solamente por etapas, sino que además su implementación depende de la participación activa y colaboración de las comunidades ya que debe ser concertado con ellas.

Todo este proceso lo hemos llevado a cabo con el fin de realizar el reasentamiento, cuyo objetivo principal es propender por el mejoramiento de las condiciones de vida de las comunidades. La implementación de los Comités de Concertación en cada comunidad por parte del Operador se ha realizado a través de mesas de trabajo temáticas en las cuales participan miembros y representantes de cada una de las comunidades. Esto ha permitido consolidar un plan de trabajo con una agenda específica que permitió la estructuración e implementación del PAR en la población de Plan Bonito y una agenda y plan de trabajo encaminado a la estructuración del PAR de El Hatillo. Continuaremos trabajando en esa línea con el comité de Boquerón, para lograr esos mismos objetivos.